Seleccionar página

Aceptémoslo. El 75% de las personas no deja las organizaciones, sino que deja a sus líderes directos. Esto quiere decir que gran parte del desarrollo profesional de las personas dentro de una organización depende de ¨los jefes¨.

 

Los Procesos de Gestión de Personas buscan la coherencia y alineamiento entre personas y organización para conseguir los objetivos estratégicos. Para esto, es necesario alinear a los líderes, ya que son los que modelan, transmiten y comunican a sus equipos la forma y razón de ser de la organización: lo que se valora, lo que se reconoce, lo que se premia, y también lo que no es permitido.

La gran paradoja es que el principal responsable de la gestión de personas debe ser el líder de cada equipo, y no las áreas de recursos humanos, usualmente (y equivocadamente) empujadas a ¨hacerse cargo´. La verdad es que recursos humanos es el área experta que debe entregar las herramientas y procesos, pero son los líderes los responsables de usarlas y aplicarlas con sus equipos a cargo.

Los líderes deben ser capaces de guiar a las personas desde el ingreso, en su desarrollo y también en su cambio o incluso su salida. El proceso de desarrollo es el más largo e importante para las personas dentro de una organización.

Muchos estudios muestran que las personas quieren ser parte de una organización por dos principales motivos: ser parte de una comunidad donde se comparten propósitos y un lugar donde puedan desarrollarse profesionalmente.

Una persona que ingresa a una organización, quiere ser parte de una comunidad de personas que persiguen un mismo objetivo, quiere conectar su propósito personal con el propósito de la organización, quiere conectar sus valores personales con los valores organizacionales.

Entonces, ¿Cuál es el uno de los mayores desafíos que tiene una organización? crear líderes y lograr que éstos guíen a sus equipos, y a su vez, ellos sean guiados por otros.

¿Y cómo lo hacemos, si a la fecha un gran porcentaje de encuestas internas de clima u otras, arrojan bajos resultados en dimensiones de retroalimentación, reconocimiento, comunicación y trabajo en equipo?

Desde nuestra experiencia, es necesario comenzar desde lo más simple, e ir avanzando a lo más complejo con ayuda de las nuevas metodologías (y tecnologías) que están cambiando las dinámicas dentro de las organizaciones a nivel mundial.

Como ejemplo, con Workietalkie apoyamos una empresa que buscaba potencializar el liderazgo de sus actuales líderes, de una manera más ágil y participativa. Simplificando el proceso de encuesta a través de la App con el módulo de revisión de equipo, fácilmente fueron identificadas brechas, se obtuvo una participación hasta 3 veces mayor que las conseguidas con encuestas tradicionales por email, y de manera sencilla y prácticamente en línea, los líderes pudieron entender las evaluaciones de sus equipos y generar planes de acción. Todo transparentemente, rápido y directo, con el proceso instalado en cada equipo desde sus líderes.

Procesos como este, son liderados por el área de Personas, pero ejecutados por los líderes y las personas, que hemos descubierto se encuentran más que preparadas, y esperando el estímulo correcto para participar y colaborar. El ingrediente más importante para que exista una buena gestión de líderes es la disposición y el compromiso de la organización desde los cargos más altos, pero también es necesario simplificarles el problema con un proceso sencillo, las herramientas adecuadas y resultados inmediatos que permitan convertir en acción inmediata las brechas descubiertas.

WorkieTalkie como App de recursos humanos, permite que tengas fácilmente y en tiempo real toda la información necesaria para implementar procesos que potencien la gestión de personas en tu organización, con una herramienta en las mano de cada miembro del equipo, donde pueden informarse del negocio, participar por medio de encuestas, entregar y recibir reconocimientos, y evaluar periódicamente y de manera simple el trabajo de su equipo.